Hace años emigrar era desarraigarse, mas hoy es otra forma de echar raíces

COMENTARIOS REALES
Emigrar

Fernando Iwasaki

Hace años emigrar era desarraigarse, mas hoy es otra forma de echar raíces

Cada vez que leo reportajes o artículos acerca de los profesionales que salen al extranjero en busca de trabajo, advierto una cierta sensación de fatalidad, como si «tener que irse» fuera una tragedia en sí misma. Sin embargo, una mayoría de hinchas no comprendería que un joven futbolista extranjero no quisiera emprender la aventura de fichar por sus clubes para no «tener que irse». Nosotros asumimos que lo que el forastero puede encontrar aquí es bueno, pero también somos propensos a pensar que los nuestros encontrarán fuera solamente cosas malas.
La educación es el mejor antídoto contra el miedo a lo desconocido y viajar es la forma más eficaz de apropiarse del mundo y empezar a sentirlo como propio. Un consejo que me permito darle a quienes tengan hijos universitarios, es que busquen por internet programas de «Work and Travel»; es decir, programas de viaje, trabajo e idiomas creados especialmente para que los estudiantes trabajen durante sus vacaciones en Canadá y Estados Unidos. Miles de jóvenes latinoamericanos se benefician de esos programas y regresan a sus hogares con dinero en el bolsillo y un mejor nivel de inglés. Desde mi punto de vista, es hasta mejor que una beca Erasmus, porque lo que se aprende trabajando y teniendo responsabilidades es invalorable.
Muchas familias invierten considerables sumas de dinero para mejorar el nivel de lenguas modernas de sus hijos, pero esos cursos son caros y no siempre suficientemente buenos. Por experiencia me permito recomendar los cursos gratuitos que muchas ciudades de Francia y el Reino Unido imparten para integrar a los inmigrantes al mundo laboral. En tiempos de crisis, las «vacaciones» tienen que convertirse en nuevos períodos de estudio y en verano sale más barato alquilar una vivienda en el campo inglés que en la costa española.
Finalmente, a los licenciados y doctores en filología que se encuentren en paro, quisiera exhortarlos a presentar solicitudes de trabajo en universidades latinoamericanas de provincias, donde no sólo encontrarán menos competencia que en las capitales sino que además serán muy bien valorados. Y a quienes tengan un buen conocimiento del inglés, los animo a asistir a la próxima convención anual de la Modern Language Association que tendrá lugar en Boston del 3 al 6 de enero, porque la convención anual de la MLA es la gran feria de trabajo de la filología americana y no conozco a nadie que haya asistido y no haya encontrado trabajo en algún college o universidad. Eso sí: hay que inscribirse, enviar un expediente y concertar entrevistas. Toda la información aquí: http://www.mla.org/convention.
Cualquiera podría pensar que para mí es muy sencillo defender la emigración porque es obvio que yo mismo me fui de mi país; pero es que mis abuelos también se fueron de los suyos y ahora son mis hijos quienes se van de España, porque el mercado laboral de los más jóvenes es todo el mundo y sus lenguas de trabajo sin duda serán dos o tres y ninguna de ellas el español. Hace años emigrar era desarraigarse, mas hoy es otra forma de echar raíces.
http://www.fernandoiwasaki.com

Regístrate en http://www.workuse.es para hacer el Work and Travel

que te permite trabajar durante el verano en EEUU o llámanos al

686976135

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s