Consejos para una buena entrevista de trabajo por Skype

¿Estás listo para tu entrevista de trabajo por Skype?

A continuación te doy unos consejos para que te sientas seguro y cómodo detrás de la cámara. Vamos a ver dos aspectos muy importantes:

Cómo prepararte y tu conducta

Todo esto contribuirá a que tengas una entrevista profesional.

PREPARACIÓN:

Localización

Paredes limpias. La localización es clave, ya sea que estés en tu dormitorio, en la sala de tu casa o en la universidad. Busca un lugar con las paredes sin cuadros, que no haya ventanas, ni puerta, retira cualquier cosa que tengas en la pared para que el entrevistador no tenga ninguna distracción y te mire sólo a ti.

Tecnología

La luz. Asegúrate que la luz venga de arriba o de frente. Si tienes la luz detrás, da una sombra al ordenador y el entrevistador no te va a ver bien.

Actualiza el Skype. Bájate la última actualización de Skype. Practica con amigos el sonido y la imagen. De esta manera te puedes asegurar que tu ordenador no tenga ningún sonido molesto y que todo funcione bien.

Foto de perfil. Asegúrate que la foto de perfil de Skype sea profesional.

Apaga todo. El móvil, sms, whatsapp… todo lo que te pueda distraer.

Materiales

En todo momento tienes que hacer contacto visual. Pero si necesitas recordar algo, te puedes ayudar con lo siguiente:

Chuleta. Si tienes una chuleta, escríbela en el ordenador y que se vea en el monitor y no en un papel para que no desvíes la mirada de la cámara. Le das una rápida mirada si te hacer falta recordar algo.

Post it. Coloca post-its en el marco de la pantalla con recordatorios como sonríe, contacto visual, derecho.

Vestimenta

Aunque no sea una entrevista personal, debes vestir profesionalmente. La ropa con colores sólidos como negro, gris o azul se ven muy bien en la cámara. La ropa no debe distraer al entrevistador. Para las chicas: no te pongas joyas ni te pintes las uñas de negro. Para los chicos, afeitados y bien peinados.

CONDUCTA:

La conducta se refiere a cómo te comportas durante la entrevista. De nuevo, mantén un constante contacto visual.

Mirar a los lados. A veces no nos damos cuenta que durante la entrevista miramos arriba, abajo o a los lados. Puede que para ti no sea una distracción pero sí que lo puedes ser para tu entrevistador.

Si tu imagen en la pantalla te distrae, simplemente tápala con un post-it. De esta manera tu atención es clara y mirarás a la cámara.

Ahora que nos hemos concentrado en la cámara, veamos el lenguaje corporal.

Las manos. Si tienes tendencia a mover las manos mientras hablas, hay un truco. Crúzalas y colócalas sobre tus rodillas. Si tienes la tentación de moverlas, hazlo debajo de la mesa.

Postura. Siéntate erguido. Si estás reclinado, das la sensación de que no te interesa el trabajo y de que quieres terminar rápido la entrevista. Mantener tus manos quietas sobre tus faldas, te ayudará a mantenerte balanceado y derecho.

Y por último:

                                            Sonríe!!